domingo, 18 de abril de 2021

Finalista en el Italian Street Festival y Kolga Tbilisi Photo

Esta semana que terminamos hoy ha sido una muy buena semana en cuando a mi fotografía se refiere. Hace varias semanas me presenté a la categoría "móvil" de dos prestigiosos concursos, ambos muy diferentes entre sí, y en los dos tengo alguna foto finalista: 

1. El Italian Street Festival, celebrado en Roma, dedicado exclusivamente a la "fotografía de calle", en el que además de los concursos de fotografía en diferentes categorías se celebran "talleres", charlas y revisión de portfolio, todo ello llevado a cabo por fotógrafos de reconocido prestigio. En la Categoría "By Phone" presenté tres fotos de calle hechas con mi teléfono, y al menos una (no sé ni cuántas, ni cuáles, pues sólo se han anunciado los nombres de los finalistas, pero no las fotos) ha sido seleccionada como Finalista.

2. Kolga Tbilisi Photo, celebrado en Georgia, que consta de diferentes categorías: Documental, Reportaje, Conceptual, Un Disparo y Móvil. A la categoría "Un Disparo" presenté cinco retratos hechos a mi hija Candela. Ninguno de ellos está en la Selección Final, pero en la categoría "Mobile Photo", tres de las cinco fotos que presenté sí lo están.

Son éstas:




Aquí podéis ver el vídeo con el que se anuncian los nombres de los Finalistas en la categoría ByPhone del Italian Street Photo Festival, y aquí la presentación de las fotos Finalista del Kolga Tbilisi Photo




martes, 9 de febrero de 2021

Seven Honorable Mentions in the Mobile Photography Awards 2020

Happy and honoured to share that seven of my pics have been awarded with Honorable Mention in the Mobile Photography Awards 2020, in the Categories of Portrait (3), Silhouettes (1), Street Photography (1), The Darkness/Noir (1) and Water/Snow/Ice (1). All the images, except one, have been shot and edited on my Huawei devices.

Once more, my daughter Candela brings me good luck. Two Spanish friends: Isabel López and Nazaret Sánchez have been awarded with one and five Honorable Mentions each.


Feliz y honrado de compartir que siete de mis fotos han sido premiadas con Mención de Honor en los Mobile Photography Awards 2020, en las categorías de Retrato (3), Siluetas (1), Fotografía de Calle (1), The Darkness / Noir (1) y Agua/Nieve/Hielo (1). Todas las imágenes, excepto una, han sido capturadas y editadas con mis dispositivos Huawei.

Una vez más, mi hija Candela me trae buena suerte. Dos colegas españolas: Isabel López y Nazaret Sánchez han obtenido una y cinco Menciones de Honor respectivamente

miércoles, 27 de enero de 2021

Entrevista en Kit del Fotógrafo

Me ha hecho especial ilusión que me contactasen la semana pasada de la web Kit del Fotógrafo, solicitándome entrevista. Tras revisar la web y comprobar que, entre la documentación requerida, me pedían una fotografía de mi "mochila fotográfica", les escribí para advertirles que yo no llevo mochila fotográfica, que yo sólo hago fotos con un teléfono móvil, y que se lo comentaba antes de nada, para que no se llevaran una desilusión.

Para mi sorpresa, y mayor alegría, me responden lo siguiente: "Hemos visto tu cuenta en Instagram y nos parece interesante publicar un artículo de un fotógrafo que utilice un teléfono móvil en vez de una cámara profesional. La esencia de Kit del Fotógrafo es mostrar que la cámara no hace al fotógrafo". No necesitaba nada más. Tras recibir esta contestación, dediqué el domingo por la mañana a responder a las seis preguntas formuladas, y enviarles las fotos solicitadas.

El resultado lo podéis leer en el siguiente enlace. Debo confesar que estoy muy satisfecho con la entrevista, tanto por las preguntas que me formulan, como por las respuestas que doy. Me sentí muy cómodo contando mis orígenes, mi acercamiento a la fotografía de calle, a la fotografía de arquitectura, y seleccionando las fotos que ilustran el artículo. 

Muy agradecido a Kit del Fotógrafo por haber considerado mi trabajo como fotógrafo "móvil" digno de aparecer en su web..

Ilustro este post con una de la fotografías que aparecen en la entrevista.




miércoles, 13 de enero de 2021

Ganador del concurso #MiLuzDeNavidad

Ayer me llevé la grata sorpresa que la foto que ilustra este post, subida a mi cuenta de Instagram el pasado 20 de diciembre, ha sido la ganadora del concurso #MiLuzDeNavidad, convocado por Iberdrola e Igers Spain en Instagram. Una bonita noticia que alegra este inicio de 2021 tan complicado.

Se trata de una foto hecha como las suelo hacer habitualmente, sin ningún tipo de preparación, mientras daba un paseo por el centro con mis hijas Martina y Daniela, con objetivo de ver la iluminación navideña, especialmente la gran bola que coloca desde hace años el Ayuntamiento de Madrid en el cruce de las calles Alcalá y Gran Vía. LA foto está hecha con mi Huawei P40 Pro+, y está ligeramente editada con Sanpseed

Desde aquí mi agradecimiento a los dos convocantes, y mi más sincera enhorabuena a los otros dos premiados, David Rocaberti y Mark(os).

Aquí tenéis la publicación del fallo del jurado.




miércoles, 30 de diciembre de 2020

Fuck off 2020. Welcome 2021

Está a punto de terminar un "annus horribilis" que ha cambiado, no sé si para siempre pero definitivamente sí ha cambiado, nuestras vidas. Unos han sufrido la enfermedad, otros han perdido seres queridos por culpa de ella. Muchos otros han perdido sus trabajos. 2020 quedará marcado en nuestra memoria como el año del cononavirus, de la pandemia que azotó a toda la humanidad. El año del confinamiento, de los discursos televisivos, de los aplausos a las 20h en honor a nuestros héroes, los sanitarios, el año del "Resistiré" que tanto hemos cantado y bailado en mi casa.  

Ha sido un año horrible y, sin embargo, a nivel personal ha tenido cosas muy positivas. He hablado con mi familia y amigos por video conferencia más que nunca. Especialmente emotivas para mí eran las llamadas a cuatro bandas, con mi hija Martina en Irlanda, mis padres en su casa, y mi hermana en Ibiza. Mi hija Daniela, de 4 años, nos dió una lección de cómo afrontar el "bichito". Es la que mejor aguantó, de lejos, los dos primeros meses sin poder pisar la calle. Sin quejarse, sin portarse mal, nos llenó la casa de flores dibujadas por ella.

Es el año en el que cumplí medio siglo de vida encerrado en casa, un cumpleaños muy extraño, y sin embargo maravilloso, en el que Mafe me tenía preparada la mejor de las sorpresas, un vídeo de más de una hora de duración, hecho con las felicitaciones y recuerdos de mi familia y amigos, tarea que empezó a preparar en el verano de 2019. Un video que, cada vez que lo veo, no puedo evitar que se me derramen las lágrimas, a mi, un tipo duro que no llora nunca... Creo que nunca podré agradecerle lo suficiente lo que ese video ha supuesto para mí.

El encierro me obligó a cambiar mi mirada y mi forma de hacer fotografía. Descubrí el placer de fotografiar mi familia, los espacios de mi casa, de fotografiar la calle desde mi balcón. Me he llevado muchas "broncas" de mis hijas por fotografiarlas a escondidas, sin que ellas se dieran cuenta, en actitudes y gestos que ellas entendían no les favorecía y que, sin embargo, yo encontraba bellísimos por no ser posados. Estaba firmemente decidido a no dejar pasar esta oportunidad única e irrepetible de documentar estas interminables semanas juntos.

Aprendí a mirar la calle con otros ojos, desde otros ángulos. Cuesta decirlo, pero descubrí un Madrid vacío bellísimo, un Madrid hasta ahora desconocido. He documentado el confinamiento con miles de imágenes, tanto de mi familia, como de la calle. Tengo material de sobra, y hasta me atrevo a decir que bueno, para hacer una publicación, personal e íntima. Sólo se requiere tiempo y voluntad. Lástima que sea tan perezoso...

Se acaba 2020, y damos la bienvenida a 2021, con la esperanza de que sea el año en el que definitivamente derrotemos al virus, pero de verdad, no con mensajes televisados falsos y vacíos. Quiero quitarme la mascarilla, quiero abrazar a mis padres, sobrino y hermana. Quiero entrar en un bar y poder celebrar, sin miedo a pillar el bicho. Quiero volver a mi normalidad, no a la "nueva normalidad", sino a la normalidad que siempre he conocido.

He hecho cientos, miles de fotos durante estos meses. Me resulta muy difícil elegir una para ilustrar este post. Elijo la que, para mí, representa lo que ha sido este 2020: Daniela en la Puerta del Sol de Madrid, durante esos paseos que pudimos empezar a disfrutar a partir del mes de abril. Daniela sola en el espacio probablemente más concurrido de Madrid en circunstancias normales, con una flor en la mano. Una flor que simboliza la esperanza.

Feliz 2021 a todos.



lunes, 16 de noviembre de 2020

Torres de Colón. Arquitecto: Antonio Lamela

Tras casi un mes sin publicar (cómo se nota la apatía por la situación tan extraña que estamos viviendo), vuelvo con una foto y una bonita historia. Y es que hace poco más de una semana, mi hermana me pidió el siguiente favor, que hiciera un reflejo "de ésos míos" de las Torres de Colón, emblemático edificio proyectado por el estudio de Antonio Lamela, cuya construcción comenzó a finales de 1968, y que supusieron un hito en el panorama arquitectónico español porque fue el primer edificio construido de "arriba a abajo".

El caso es que el equipo de arquitectos que trabajó en la reforma de las mismas, entre las que está mi hermana, quiere tener un detalle con el hijo del autor, Carlos Lamela, por el próximo aniversario de las Torres, y a mi hermana se le ocurrió que una foto mía podría ser parte de ese detalle. Así que el sábado por la mañana, antes de subir a comer a la sierra con la familia, me acerqué a la Plaza de Colón, a ver si salía algo "decente". Tenía sólo media hora. Di vueltas al edificio, busqué charcos, hice fotos, todas muy malas. Cuando ya me iba desanimado, sin nada que mereciese la pena, vi un charco junto al Museo de Cera, frente a las Torres. Era perfecto, por tamaño, textura. Me agaché, abrí el Modo Pro de mi Huawei P40 Pro+, activé la lente ultra gran angular (equivalente a un 18 mm), puse el enfoque en "manual" para que el móvil no enfocara la textura metálica del suelo y dejara desenfocadas las Torres, y me puse a hacer fotos. El día era muy gris, necesitaba algo de color. Al final tuve mi recompensa. Pasó una mujer con un paraguas verde, justo el toque de color que necesitaba. Os dejo aquí la foto.

Sólo espero que la foto llegue a formar parte de ese detalle planeado, y que guste. Ojalá el veredicto llegue a mis oídos.



lunes, 19 de octubre de 2020

Diez años en Instagram

Ayer 18 de octubre cumplí diez años en Instagram. Doce días después de aparecer, ya tenía perfil abierto. Llevo 1/5 parte de mi vida en esta red social, que tanto me ha dado, pero que también se ha convertido en algo que desprecio: una red social para el lucimiento de físicos bonitos, habilidades corporales, egos desmesurados y demás chorradas mediocres, carentes de contenido e interés. Ya no queda nada del motivo inicial por el que nació: la fotografía.

Mi relación con Instagram es de amor-odio. Me ha dado cosas muy buenas. Lo mejor, los amigos que he hecho y la pasión y el amor por la fotografía móvil que despertó en mí. He tenido reconocimiento, premios y otras cosas bonitas, todas girando alrededor de la fotografía móvil. Soy embajador de Huawei, he formado parte de YouMobile, y soy miembro del colectivo La Calle Es Nuestra, todo ello motivo de orgullo. Me quedo con esto. De lo otro, los bailecitos, los saltitos, las caras bonitas, los reels, el puto algoritmo y demás gilipolleces, paso. Gracias a los que estuvisteis y a los que estáis.

Foto de mi hija Candela



lunes, 5 de octubre de 2020

¡Feliz cumpleaños, Candela! 05/10/2020

Por primera vez desde que abrí este blog, allá por 2012, ha pasado más de un mes desde el último post. Con motivo de la pandemia, el blog dió un giro de 180º y pasó de ser un medio en el que publicar diariamente una foto que ya había sido previamente publicada en mis cuentas de instagram (lo cual me he dado cuenta que es un error, por ser reiterativo y no aportar nada nuevo), a ser un diario contando cómo mi familia y yo vivimos esos tres duros meses de confinamiento y, una vez acabado, de cómo vivimos la llamada "nueva normalidad", sin olvidar acompañarlo de una foto hecha con mi teléfono móvil, fin para el cual este blog fue creado.

El motivo por el que ha pasado más de un mes desde el último post no ha sido ni por descuido, ni por pereza, ni por falta de tiempo. Ha sido, simple y llanamente, porque no tenía nada interesante que contar, y para no contar nada que despierte interés, he preferido callar.

Hoy, sin embargo, existe un motivo imperioso para volver a publicar. Mi hija Candela, la mayor de mis tres princesas, cumple diecisiete años. Uno más, y será mayor de edad. ¡Dios mío, cómo pasa el tiempo! Publico la misma foto que subí anoche a mi cuenta de Instagram, no con ánimo de repetirme, sino porque sinceramente me gusta muchísimo, y le hace justicia. La foto fue hecha este verano, en el mes de julio, en Ayamonte, aprovechando la luz de la maravillosa puesta de sol que disfrutamos. Se trata de un retrato, pero además incluye un reflejo, como a mí me gusta.

La hice usando la lente teleobjetivo de tres aumentos de mi Huawei P40 Pro+, y no está editada. No lo necesita, igual que no lo necesita mi hija.

¡Muchas felicidades, Candela. Te quiero mucho!





miércoles, 2 de septiembre de 2020

Benditas vacaciones. 02/09/2020

Las vacaciones de este año han sido mejores que nunca. Las he disfrutado al máximo, a pesar de la mascarilla y del coronavirus, o quizás por culpa del "bicho". El acceso a la piscina de la urbanización donde veraneo ha estado limitado a un turno al día, mañana o tarde. Este hecho me ha permitido descubrir la playa. Digo bien, "descubrir". Tradicionalmente he ido a la playa siempre a regañadientes. La crema solar, la arena y la sal pegadas a mi piel hacían que no me sintiera cómodo. Sin embargo, este años he descubierto que hay otra forma de disfrutar de la playa, ir al atardecer, cuando ya no es necesario echarse crema solar, llevarse unos bocatas, disfrutar de la maravillosa puesta de sol que ocurre allí, y hacer muchas fotos al paisaje, y a mis hijas. Día sí, día también, hemos ido a Isla Canela en estas circunstancias, y he vuelto cargado de grandes recuerdos y muchísimas fotos de esos momentos vividos.

Ilustro este post rescatando una de las miles de fotos hechas. En esta ocasión, es de mi princesa Daniela, el bombón que me ha robado el corazón. No hay niño en el mundo al que le guste la playa más que a ella. La foto está hecha usando el Modo "Retrato" 2x de mi Huawei P40 Pro+, y ligeramente editada con Snapseed. Es bella mi niña, ¿verdad?