miércoles, 13 de enero de 2021

Ganador del concurso #MiLuzDeNavidad

Ayer me llevé la grata sorpresa que la foto que ilustra este post, subida a mi cuenta de Instagram el pasado 20 de diciembre, ha sido la ganadora del concurso #MiLuzDeNavidad, convocado por Iberdrola e Igers Spain en Instagram. Una bonita noticia que alegra este inicio de 2021 tan complicado.

Se trata de una foto hecha como las suelo hacer habitualmente, sin ningún tipo de preparación, mientras daba un paseo por el centro con mis hijas Martina y Daniela, con objetivo de ver la iluminación navideña, especialmente la gran bola que coloca desde hace años el Ayuntamiento de Madrid en el cruce de las calles Alcalá y Gran Vía. LA foto está hecha con mi Huawei P40 Pro+, y está ligeramente editada con Sanpseed

Desde aquí mi agradecimiento a los dos convocantes, y mi más sincera enhorabuena a los otros dos premiados, David Rocaberti y Mark(os).

Aquí tenéis la publicación del fallo del jurado.




miércoles, 30 de diciembre de 2020

Fuck off 2020. Welcome 2021

Está a punto de terminar un "annus horribilis" que ha cambiado, no sé si para siempre pero definitivamente sí ha cambiado, nuestras vidas. Unos han sufrido la enfermedad, otros han perdido seres queridos por culpa de ella. Muchos otros han perdido sus trabajos. 2020 quedará marcado en nuestra memoria como el año del cononavirus, de la pandemia que azotó a toda la humanidad. El año del confinamiento, de los discursos televisivos, de los aplausos a las 20h en honor a nuestros héroes, los sanitarios, el año del "Resistiré" que tanto hemos cantado y bailado en mi casa.  

Ha sido un año horrible y, sin embargo, a nivel personal ha tenido cosas muy positivas. He hablado con mi familia y amigos por video conferencia más que nunca. Especialmente emotivas para mí eran las llamadas a cuatro bandas, con mi hija Martina en Irlanda, mis padres en su casa, y mi hermana en Ibiza. Mi hija Daniela, de 4 años, nos dió una lección de cómo afrontar el "bichito". Es la que mejor aguantó, de lejos, los dos primeros meses sin poder pisar la calle. Sin quejarse, sin portarse mal, nos llenó la casa de flores dibujadas por ella.

Es el año en el que cumplí medio siglo de vida encerrado en casa, un cumpleaños muy extraño, y sin embargo maravilloso, en el que Mafe me tenía preparada la mejor de las sorpresas, un vídeo de más de una hora de duración, hecho con las felicitaciones y recuerdos de mi familia y amigos, tarea que empezó a preparar en el verano de 2019. Un video que, cada vez que lo veo, no puedo evitar que se me derramen las lágrimas, a mi, un tipo duro que no llora nunca... Creo que nunca podré agradecerle lo suficiente lo que ese video ha supuesto para mí.

El encierro me obligó a cambiar mi mirada y mi forma de hacer fotografía. Descubrí el placer de fotografiar mi familia, los espacios de mi casa, de fotografiar la calle desde mi balcón. Me he llevado muchas "broncas" de mis hijas por fotografiarlas a escondidas, sin que ellas se dieran cuenta, en actitudes y gestos que ellas entendían no les favorecía y que, sin embargo, yo encontraba bellísimos por no ser posados. Estaba firmemente decidido a no dejar pasar esta oportunidad única e irrepetible de documentar estas interminables semanas juntos.

Aprendí a mirar la calle con otros ojos, desde otros ángulos. Cuesta decirlo, pero descubrí un Madrid vacío bellísimo, un Madrid hasta ahora desconocido. He documentado el confinamiento con miles de imágenes, tanto de mi familia, como de la calle. Tengo material de sobra, y hasta me atrevo a decir que bueno, para hacer una publicación, personal e íntima. Sólo se requiere tiempo y voluntad. Lástima que sea tan perezoso...

Se acaba 2020, y damos la bienvenida a 2021, con la esperanza de que sea el año en el que definitivamente derrotemos al virus, pero de verdad, no con mensajes televisados falsos y vacíos. Quiero quitarme la mascarilla, quiero abrazar a mis padres, sobrino y hermana. Quiero entrar en un bar y poder celebrar, sin miedo a pillar el bicho. Quiero volver a mi normalidad, no a la "nueva normalidad", sino a la normalidad que siempre he conocido.

He hecho cientos, miles de fotos durante estos meses. Me resulta muy difícil elegir una para ilustrar este post. Elijo la que, para mí, representa lo que ha sido este 2020: Daniela en la Puerta del Sol de Madrid, durante esos paseos que pudimos empezar a disfrutar a partir del mes de abril. Daniela sola en el espacio probablemente más concurrido de Madrid en circunstancias normales, con una flor en la mano. Una flor que simboliza la esperanza.

Feliz 2021 a todos.



lunes, 16 de noviembre de 2020

Torres de Colón. Arquitecto: Antonio Lamela

Tras casi un mes sin publicar (cómo se nota la apatía por la situación tan extraña que estamos viviendo), vuelvo con una foto y una bonita historia. Y es que hace poco más de una semana, mi hermana me pidió el siguiente favor, que hiciera un reflejo "de ésos míos" de las Torres de Colón, emblemático edificio proyectado por el estudio de Antonio Lamela, cuya construcción comenzó a finales de 1968, y que supusieron un hito en el panorama arquitectónico español porque fue el primer edificio construido de "arriba a abajo".

El caso es que el equipo de arquitectos que trabajó en la reforma de las mismas, entre las que está mi hermana, quiere tener un detalle con el hijo del autor, Carlos Lamela, por el próximo aniversario de las Torres, y a mi hermana se le ocurrió que una foto mía podría ser parte de ese detalle. Así que el sábado por la mañana, antes de subir a comer a la sierra con la familia, me acerqué a la Plaza de Colón, a ver si salía algo "decente". Tenía sólo media hora. Di vueltas al edificio, busqué charcos, hice fotos, todas muy malas. Cuando ya me iba desanimado, sin nada que mereciese la pena, vi un charco junto al Museo de Cera, frente a las Torres. Era perfecto, por tamaño, textura. Me agaché, abrí el Modo Pro de mi Huawei P40 Pro+, activé la lente ultra gran angular (equivalente a un 18 mm), puse el enfoque en "manual" para que el móvil no enfocara la textura metálica del suelo y dejara desenfocadas las Torres, y me puse a hacer fotos. El día era muy gris, necesitaba algo de color. Al final tuve mi recompensa. Pasó una mujer con un paraguas verde, justo el toque de color que necesitaba. Os dejo aquí la foto.

Sólo espero que la foto llegue a formar parte de ese detalle planeado, y que guste. Ojalá el veredicto llegue a mis oídos.



lunes, 19 de octubre de 2020

Diez años en Instagram

Ayer 18 de octubre cumplí diez años en Instagram. Doce días después de aparecer, ya tenía perfil abierto. Llevo 1/5 parte de mi vida en esta red social, que tanto me ha dado, pero que también se ha convertido en algo que desprecio: una red social para el lucimiento de físicos bonitos, habilidades corporales, egos desmesurados y demás chorradas mediocres, carentes de contenido e interés. Ya no queda nada del motivo inicial por el que nació: la fotografía.

Mi relación con Instagram es de amor-odio. Me ha dado cosas muy buenas. Lo mejor, los amigos que he hecho y la pasión y el amor por la fotografía móvil que despertó en mí. He tenido reconocimiento, premios y otras cosas bonitas, todas girando alrededor de la fotografía móvil. Soy embajador de Huawei, he formado parte de YouMobile, y soy miembro del colectivo La Calle Es Nuestra, todo ello motivo de orgullo. Me quedo con esto. De lo otro, los bailecitos, los saltitos, las caras bonitas, los reels, el puto algoritmo y demás gilipolleces, paso. Gracias a los que estuvisteis y a los que estáis.

Foto de mi hija Candela



lunes, 5 de octubre de 2020

¡Feliz cumpleaños, Candela! 05/10/2020

Por primera vez desde que abrí este blog, allá por 2012, ha pasado más de un mes desde el último post. Con motivo de la pandemia, el blog dió un giro de 180º y pasó de ser un medio en el que publicar diariamente una foto que ya había sido previamente publicada en mis cuentas de instagram (lo cual me he dado cuenta que es un error, por ser reiterativo y no aportar nada nuevo), a ser un diario contando cómo mi familia y yo vivimos esos tres duros meses de confinamiento y, una vez acabado, de cómo vivimos la llamada "nueva normalidad", sin olvidar acompañarlo de una foto hecha con mi teléfono móvil, fin para el cual este blog fue creado.

El motivo por el que ha pasado más de un mes desde el último post no ha sido ni por descuido, ni por pereza, ni por falta de tiempo. Ha sido, simple y llanamente, porque no tenía nada interesante que contar, y para no contar nada que despierte interés, he preferido callar.

Hoy, sin embargo, existe un motivo imperioso para volver a publicar. Mi hija Candela, la mayor de mis tres princesas, cumple diecisiete años. Uno más, y será mayor de edad. ¡Dios mío, cómo pasa el tiempo! Publico la misma foto que subí anoche a mi cuenta de Instagram, no con ánimo de repetirme, sino porque sinceramente me gusta muchísimo, y le hace justicia. La foto fue hecha este verano, en el mes de julio, en Ayamonte, aprovechando la luz de la maravillosa puesta de sol que disfrutamos. Se trata de un retrato, pero además incluye un reflejo, como a mí me gusta.

La hice usando la lente teleobjetivo de tres aumentos de mi Huawei P40 Pro+, y no está editada. No lo necesita, igual que no lo necesita mi hija.

¡Muchas felicidades, Candela. Te quiero mucho!





miércoles, 2 de septiembre de 2020

Benditas vacaciones. 02/09/2020

Las vacaciones de este año han sido mejores que nunca. Las he disfrutado al máximo, a pesar de la mascarilla y del coronavirus, o quizás por culpa del "bicho". El acceso a la piscina de la urbanización donde veraneo ha estado limitado a un turno al día, mañana o tarde. Este hecho me ha permitido descubrir la playa. Digo bien, "descubrir". Tradicionalmente he ido a la playa siempre a regañadientes. La crema solar, la arena y la sal pegadas a mi piel hacían que no me sintiera cómodo. Sin embargo, este años he descubierto que hay otra forma de disfrutar de la playa, ir al atardecer, cuando ya no es necesario echarse crema solar, llevarse unos bocatas, disfrutar de la maravillosa puesta de sol que ocurre allí, y hacer muchas fotos al paisaje, y a mis hijas. Día sí, día también, hemos ido a Isla Canela en estas circunstancias, y he vuelto cargado de grandes recuerdos y muchísimas fotos de esos momentos vividos.

Ilustro este post rescatando una de las miles de fotos hechas. En esta ocasión, es de mi princesa Daniela, el bombón que me ha robado el corazón. No hay niño en el mundo al que le guste la playa más que a ella. La foto está hecha usando el Modo "Retrato" 2x de mi Huawei P40 Pro+, y ligeramente editada con Snapseed. Es bella mi niña, ¿verdad?




viernes, 21 de agosto de 2020

Día Mundial de la Fotografía. 19/08/2020

El pasado miércoles 19 de agosto fue el Día Mundial de la Fotografía. Este post debí haberlo escrito ese día, pero se me pasó. Es por ello que, con un par de días de retraso, lo escribo ahora. Instagram se llenó de Stories y fotos dedicados a la ocasión. Yo, a última hora del día, subí el mismo Story a mis dos cuentas, un "grid" de cuatro fotos en las que, en cada una de ellas, se me veía haciendo fotos con un teléfono móvil. El texto que lo acompañaba era de felicitación por el Día Mundial de la Fotografía, con la coletilla "independientemente de la cámara que uses", en clara alusión a la "fotografía móvil". 

Desde mi punto de vista, la distancia entre la fotografía "móvil" y la fotografía realizada con cualquier otro tipo de cámaras se reduce a pasos agigantados. El móvil que uso en la actualidad, un Huawei P40 Pro+, cuenta con una lente principal de 50 Mpx, que es un 27 mm, pero también con una lente gran angular, equivalente a un 16 mm, una lente teleobjetivo equivalente a un 81 mm, y una cuarta lente teleobjetivo equivalente a un 270 mm. De esta manera, puedo realizar todo tipo de fotografías, impensable hace sólo unos pocos años, cuando los teléfonos móviles contaban con un solo sensor.

Hoy quiero rendir homenaje a la fotografía con una foto de este verano que resume perfectamente lo que han sido mis vacaciones: playa, descanso y fotografía. He ido a la playa casi a diario. Además de disfrutar de la compañía de mis chicas, he hecho decenas y decenas de fotografías aprovechando el maravilloso paisaje de Isla Canela, y la espectacular puesta de sol que desde ahí se puede disfrutar.

La fotografía está realizada con el teleobjetivo de 10 aumentos (270 mm) de mi P40 Pro+, y no está editada. Es el resultado de haberle indicado yo al móvil dónde medir luz y foco. Aquel día tuve la fortuna de disfrutar de una hermosa puesta de sol sobre un maravilloso cielo, como se puede apreciar en la foto. La subí a Instagram hace unos días, espero que no os importe que la vuelva a publicar aquí. Resumen perfectamente lo agradecido que le estoy yo a la Fotografía, y es mi humilde y pequeño homenaje.



domingo, 9 de agosto de 2020

Vuelta a la Normalidad. 09/08/2020

Todo los bueno se acaba, y tras cinco semanas de vacaciones, mañana me vuelvo a Madrid. Mañana empiezan las tres semanas de vacaciones de Mafe, y ella y las niñas se quedan hasta final de mes, así que viajo solo. De esta manera, conseguimos que las niñas pasen casi dos meses de vacaciones en Ayamonte, con piscina y playa. Aún así, volveré los fines de semana. Aquí se está demasiado bien como para pasar sábado y domingo solo en Madrid, con el calor, y sin aire acondicionado.

Justo cuando empiezo a coger la forma nadando (he bajado ya de los 31 minutos en los 1.500 metros) es cuando me veo obligado a cortar el entrenamiento, ya que las piscinas de Madrid están aún cerradas. De hecho, la piscina en la que nado habitualmente no volverá a abrir hasta octubre, tras unos meses de obras. Me fastidia mucho. Espero encontrar alguna alternativa donde nadar al menos dos o tres veces a la semana.

Esta semana me ha llegado un "welcome pack" de Huawei con un montón de sorpresas. Vuelven a confiar en mí para ser embajador, un año más, de la nueva #GeneracionHuawei. Ya me adelantaron el P40 Pro+ como parte del paquete, y lo que me llegó el jueves fue un portátil MateBook 14, un reloj GT 2e, unos cascos Freebuds 3i y una tablet MatePad. Grandísimos productos con los que entraré de lleno en el Ecosistema Huawei y gracias a los que trabajar y comunicarme será mucho más sencillo. Desde aquí, mi más sincero agradecimiento a Huawei.

La foto que ilustra este post, como no puede ser de otra manera, está hecha con el Huawei P40 Pro+. Si en el último post publicaba una casa proyectada en 2019 por mi colega Raúl Vela, la de este post es una foto de la "Casa Z", a punto de finalizarse, también diseñada por Raúl. El pasado jueves estuve haciéndole un reportaje fotográfico a la casa, y este detalle del muro de hormigón con este hueco que enmarca la iglesia del Salvador, diseñado in situ, es de especial relevancia. La foto está hecha con el teleobjetivo de 3 aumentos, equivalente a un 80 mm, y no está editada, es tal cual la procesa el móvil.

Cuando se juntan mis dos pasiones: la buena Arquitectura y la fotografía móvil, soy feliz.






jueves, 30 de julio de 2020

"Nueva Normalidad". 30/07/2020

Voy a dejar de usar el término "nueva normalidad". Al fin y al cabo, no es más que una frase inventada por el gobierno actual, con tintes propagandísticos, en mi opinión. Tras casi cuarenta días de "nueva normalidad", nuestro día a día se ha vuelto ya "normalidad", o al menos así lo quiero ver yo. Llevamos mascarilla, nos lavamos las manos con mayor frecuencia que antes, y al hablar con la gente procuramos no acercarnos demasiado y mantener una cierta "distancia social", de nuevo término inventado dadas las circunstancias, pero nada más.

Creo que esta situación va a durar tanto, que dejará de ser "nueva normalidad" para ser simplemente "normalidad". Cuando algo extraordinario se repite demasiado, deja de ser nuevo para convertirse en habitual. Esta situación se prolongará en el tiempo, al menos hasta que haya una vacuna eficaz contra el coronavirus, y se pueda vacunar a la población. No vamos a estar llamando a nuestro día a día "nueva normalidad" durante meses, me parece absurdo.

Mañana es el último día para presentarse a los Huawei Next Image Awards. Como he comentado en ocasiones anteriores, me he presentado a todas las ediciones celebradas, con diferentes resultados, y esta edición no iba a ser menos. La foto que ilustra este post la presento a la edición de 2020. La he rescatado del carrete, pues fue hecha el verano pasado, mientras mi colega y amigo Raúl Vela me enseñaba varias casas unifamiliares diseñadas por él en Costa Esuri, perteneciente a Ayamonte, provincia de Huelva. Está hecha con la lente ultra gran angular de mi antiguo Huawei P30 Pro. La foto me gusta, por eso la presento al concurso y la publico aquí. Espero que os guste a vosotros también.